El Comercio Social: Cómo Funciona y por qué Debes Usarlo

La transformación digital ha supuesto un cambio de dinámica con el aumento de las ventas online en detrimento de las compras en tiendas tradicionales.

Solo en 2021, las ventas de comercio electrónico ascendieron a 4.938 mil millones de dólares estadounidenses. Se calcula que esta cifra alcanzará los 7.391 millones de dólares en 2025.

Está claro que internet ha revolucionado el panorama de las ventas y ha abierto un abanico de oportunidades para las nuevas empresas. Sin embargo, asistimos a la aparición de una nueva tendencia de ventas que parece que va a fortalecer aún más el mercado online… Y por ende el comercio social.

La popularidad mundial de las redes sociales representa una oportunidad de oro para aumentar las ventas y la imagen de marca. Todo esto te brinda la oportunidad de fortalecer tu marca personal y de posicionarte como un especialista en lo tuyo.

Pero antes de convertirte en un gurú del comercio social, tendrás que hacer los deberes.

Si has buscado en la web «¿Qué es el comercio social?», te recomendamos que sigas documentándote y averigües cómo funciona y por qué tienes que subirte a la cresta de esta ola.


¿Qué es el comercio social?

El comercio social, también conocido como «social media shopping», consiste en utilizar las plataformas de las redes sociales para vender productos o servicios directamente a los consumidores.

El comercio social tiene mucho sentido. Más de la mitad (58,4 %) del mundo utiliza las redes sociales a través de múltiples dispositivos. Antes del comercio social, los consumidores que querían hacer compras en línea tenían que ir al sitio web del vendedor y abrirse una cuenta. Este proceso lleva tiempo y no incluye en la ecuación la emoción que normalmente genera ir de compras.

Algunas de las razones por las que el comercio social se apuntala como una de las principales tendencias para 2022 y para los próximos años son la velocidad de uso, la comodidad que entraña y el hecho de ser atractivo para los usuarios.


¿Cómo funciona el comercio social?

Hay una serie de plataformas disponibles para el comercio social, como Facebook, TikTok, Instagram, Twitter y Pinterest. Cada plataforma viene con sus propias capacidades de comercio social y plugins disponibles, que permiten automatizar los procesos de marketing.

Tu estrategia de comercio social variará en función de qué plataformas uses.

En general, según la plataforma que utilices, hay algunas técnicas comunes de comercio social para darle un impulso a la interacción de los clientes y las conversiones. Echemos un vistazo.

Vídeos de influencers

La figura del influencer tiene un enorme poder de atracción a la hora de dar a conocer nuevas marcas o productos en las redes sociales.

Los vídeos de los influencers tienen un gran valor en un mundo online en el que los usuarios suelen navegar por interminables tablones de noticias (feeds) repletos de contenidos. Parte de tu estrategia de comercio social debería consistir en mostrar un producto interesante con la ayuda de influencers conocidos para captar la atención de los usuarios.

Vincular los productos en las redes sociales

Si has decidido publicar una imagen, un vídeo o un anuncio, es fundamental añadir enlaces en los que se pueda hacer clic y que dirijan al siguiente paso del proceso de compra.

Tal vez, hayas publicado un vídeo de marketing en tu página de Facebook para mostrar tu nuevo software como una de las mejores alternativas a Cin7. Añadir un enlace a tu sitio web para una prueba gratuita o para obtener más información debería ser automático.

El comercio social es perfecto para que los clientes puedan acceder a los productos rápidamente. Y ahora, con los sistemas de compra integrados en muchas plataformas, es más fácil que nunca.

Compras en directo

¿Qué sería el comercio social sin las compras en directo?

Las compras en directo se han convertido en una característica destacada del comercio social, con marcas y personas influyentes que muestran los productos en tiempo real.

Estos tipos de eventos virtuales permiten a los clientes descubrir y comprar nuevos productos y marcas, normalmente con descuentos, mientras en el chat en directo se relacionan con personas afines.

En un momento en que las compras en las tiendas tradicionales siguen disminuyendo, comprar en directo es una alternativa que acerca la experiencia al cliente.

Crowdfunding

El crowdfunding, o comercio participativo, es un tipo de comercio social que está ganando popularidad.

Hay sitios web conocidos, como Kickstarter, que facilitan a la gente donar dinero para apoyar el desarrollo de empresas emergentes y ayudarlas a crear nuevos productos. Permiten también ofrecer incentivos a los inversores, como descuentos o una versión limitada del producto.

El crowdfunding ofrece una oportunidad única a las marcas para tantear el terreno con nuevas ideas de productos antes de que salgan al mercado. Esto consigue que no pierdas tiempo y dinero en poner en marcha ideas que no funcionen. Merece la pena escuchar a tus clientes.

Últimamente, gracias a las comunidades online con ideas y necesidades compartidas, hemos visto un gran número de presentaciones de productos exitosas que empezaron como proyectos de Kickstarter.

Compras comunitarias/compras en grupo

La idea de las compras en grupo consiste en que los clientes obtengan mayores descuentos en productos o servicios cuando un determinado número de personas hace un pedido. Los vendedores pueden justificar una bajada de precios si las ventas aumentan.

Este tipo de ofertas son muy útiles en el sector de la alimentación y las bebidas, los viajes y el comercio minorista, donde los miembros de una familia suelen buscar ofertas locales. La recomendación que una familia de seis miembros haga de un restaurante a otra familia de seis personas vale un 10 % de descuento.


Las principales plataformas de comercio social

Comercio social en Facebook

Facebook ofrece una enorme oportunidad para el comercio social gracias a sus 2.910 millones de usuarios mensuales.

La herramienta de Facebook Commerce Manager tiene algunas funciones útiles que te permiten:

  • Gestionar el inventario
  • Ofrecer un método de pago rápido
  • Gestionar pedidos
  • Gestionar las finanzas
  • Obtener información sobre los clientes
  • Ofrecer seguridad
  • Configurar botones de llamada a la acción como «Comprar ahora»

Commerce Manager te facilita las herramientas que necesitas para convertirte en un vendedor de comercio social eficaz y eficiente. El resto depende del diseño y el marketing de tu página de Facebook.

Comercio social en TikTok

Actualmente, TikTok ostenta el primer puesto de las aplicaciones más descargadas. Es desde hace tiempo el número uno en App Store.

Y, además, TikTok tiene más de mil millones de usuarios activos mensuales. ¿Qué son los usuarios de TikTok? ¡Ni más ni menos que clientes potenciales de comercio social! ¿Y qué es el comercio social sin clientes?

Si miras las secciones de comentarios, encontrarás innumerables personas que preguntan: «¿Dónde puedo comprar esto?» y «¿Puede alguien pasarme el enlace?».

Tras asociarse con Shopify, el gigante del comercio electrónico, TikTok se ha convertido en la plataforma perfecta para la venta online. Ahora es más fácil convertir a los usuarios en clientes añadiendo una pestaña de compras a tu perfil y poniendo enlaces de productos en las publicaciones.

Comercio social en Instagram

Lo que empezó como una aplicación centrada en fotos y vídeos cortos ha evolucionado hasta llegar a ser un buen apoyo al comercio social.

Las historias de Instagram son excelentes para crear contenido que mantenga a los clientes potenciales comprometidos y al día de las novedades de tu marca. Contar con influencers o actores para el contenido de tus historias puede servirte a captar la atención de las masas y aumentar aún más las ventas.

Instagram facilita el comercio social. Puedes etiquetar productos directamente en los vídeos y fotos de tu feed. Cuando un usuario hace clic en estas etiquetas, se le puede mostrar información esencial relacionada con sus productos o enlazar con una tienda externa.

La pestaña «Descubrimiento» de Instagram también facilita que tu público objetivo te encuentre de forma orgánica. También con una opción de pago disponible en la propia aplicación, el comercio social con Instagram tiene una fórmula tan sencilla como: ver, hacer clic y comprar. Es perfecta tanto para los clientes como para las empresas.

Comercio social en Pinterest

Aunque puede que Facebook e Instagram sean los dos canales que primero te vengan a la mente cuando piensas en comercio social, Pinterest tiene algunas ventajas reales frente a sus rivales. Por ejemplo, Pinterest:

  • tiene anuncios que no resultan intrusivos (simplemente forman parte del muro de contenido);
  • es una plataforma visual que inspira fuerza y emoción entre los usuarios;
  • es una plataforma creativa que inspira creatividad; y
  • se puede integrar con Shopify, lo que facilita la gestión de tu tienda.

Una plataforma en la que los anunciantes pueden situar fácilmente anuncios y en la que los usuarios buscan activamente productos para comprar es una combinación perfecta para el comercio social.

Comercio social en Twitter

Como puede verse en las estadísticas anteriores, Twitter es una plataforma de microblogging tremendamente popular.

Twitter se enorgullece de ser el lugar de referencia para las últimas noticias y tendencias actuales. Para el comercio social, existe la oportunidad de conseguir que los productos sean tendencia en Twitter utilizando palabras de moda y etiquetas (hashtags). También puedes aprovechar los hashtags que son tendencia en cada momento. Por ejemplo, ¿observas que «#Acumaticaalternatives» es tendencia? Es entonces tu oportunidad de presentar al público tu software ERP, o de discutir formas de simplificar tu campaña de correo electrónico.

Los usuarios de Twitter pueden adjuntar enlaces en su biografía a las páginas de sus tiendas o productos. También puedes incrustar en tus tuits vídeos de campañas de sensibilización sobre productos o marcas.

Twitter es un lugar donde las cosas se convierten en tendencias. ¿Ha escrito una nueva guía sobre el desarrollo vs. La fabricación de software? ¿Qué tal un nuevo producto SaaS? Consigue que sea tendencia en Twitter con algunas técnicas sólidas de comercio social.


¿Por qué hay que subirse ahora a la ola del comercio social?

En el futuro, las ventas en línea a través de las redes sociales seguirán creciendo en popularidad, y no es de extrañar. Estos son algunos de los principales beneficios del comercio social: 

  • Aumentar la visibilidad y la reputación de la marca: el comercio social pone tu marca delante de más clientes potenciales y les ofrece un proceso de compra agilizado.
  • Conseguir conversiones orgánicas: el comercio social te permite conocer a los clientes allí donde se encuentran y brinda un recorrido de compra más orgánico que difiere de las técnicas de correo electrónico masivo o de las llamadas a puerta fría.
  • Aumentar las reseñas y las referencias: a medida que tu contenido social atrae a tu canal a nuevos clientes, el comercio social les da la oportunidad de comprar y dejar reseñas en un lugar centralizado. A medida que aumenta la participación, los algoritmos de la red social que elijas promocionarán tu contenido a clientes aún más relevantes.
  • Obtener información: el comercio social te conecta directamente con los perfiles de los clientes en las redes sociales para obtener más información sobre quiénes son y qué necesitan. Con esta información podrás tomar decisiones basadas en datos .

Reflexión final

Si aún no te habías planteado aplicar el comercio social, esperamos que esta guía te haya mostrado cómo puedes aprovecharlo.

Con el aumento continuo de la popularidad de las redes sociales y la preferencia por una experiencia híbrida del cliente a la hora de comprar, el comercio social no muestra signos de desaceleración.

Pero recuerda que la clave para prosperar es hacer las cosas bien. Para destacar en los mercados más competitivos, necesitarás el factor sorpresa. Tus precios también tendrán que ser competitivos para evitar que los clientes potenciales se lleven su dinero a otra parte.

¡Buena suerte en tu aventura!


<strong>Nick Shaw - Brightpearl</strong>
Nick Shaw – Brightpearl

Nick Shaw es desde 2019 el Chief Revenue Officer (CRO) de Brightpearl, la plataforma líder de operaciones digitales para comercio minorista que incluye software de gestión de ventas y software de gestión de inventarios, contabilidad, logística, CRM y más. También es el responsable de la empresa para ventas de EMEA, marketing global y alianzas. Antes de unirse a Brightpearl, Nick fue director general y vicepresidente del negocio de consumo de EMEA en Symantec y fue responsable de 500 millones de dólares de ingresos. Nick también ha publicado artículos para webs como Cincopa y Paperform. Aquí encontrarás el perfil de LinkedIn de Nick Shaw.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.